¿Qué es y cómo funciona la impresión bajo demanda?

Impresión bajo demanda ropa

Como te contamos en otro artículo el sistema “bajo demanda” o está permitiendo impulsar numerosos mercados. Entre ellos, muchos relacionados con el sector de la impresión: camisetas, pegatinas, llaveros y, por supuesto, libros, se han visto reforzados por este impulso de los contenidos “a la carta”.

De esta forma, y gracias a las nuevas tecnologías, cualquiera puede solicitar un producto impreso bajo demanda. O, lo que es lo mismo, puede tener una camiseta de tu serie favorita, o una taza con alguna frase que te encante, e incluso el libro que necesitabas, con tan solo pedirlo. Gracias a este sistema, entre otros muchos avances, se permite que siempre exista disponibilidad, a la par que se reducen los costes para el negocio.

¿Qué es la impresión bajo demanda?

La impresión bajo demanda o «print on demand» es el proceso por el que se realiza una copia de un producto gráfico tras la realización de un pedido del mismo. Por tanto, estamos ante un sistema de reproducción ajustada a la cantidad de veces que se solicita, por parte de un cliente, dicha reproducción.

A diferencia de otros modelos tradicionales de reproducción, la producción no tiene lugar hasta que se realiza la venta. Mientras que lo habitual es contar con stock y almacenaje para satisfacer una hipotética demanda de un cliente, la impresión bajo demanda no activa el proceso hasta que se produce dicha petición.

De esta forma, quien vende el producto tiene la ventaja de no correr con los gastos de producción hasta que no se haya asegurado una venta. Otros de los elementos que desaparecen de la cadena tradicional es el almacenaje, ya que no hay un stock.

¿Cómo funciona la impresión bajo demanda?

La impresión bajo demanda funciona de un modo similar al de las modernas plataformas de streaming. Es decir, un cliente solicita un producto y entonces se pone en marcha la logística necesaria para servírselo. En este caso estamos hablando de una reproducción gráfica en un determinado soporte que abarca desde la porcelana, hasta el papel, pasando por la tela:

Cliente: compra el producto bajo demanda. De esta forma, se genera un alta avisando de esta venta y dando indicio al proceso.

Vendedor: una vez que recibe el pedido de compra, asume varios papeles. Por un lado, gestiona el pago, por el otro avisa a su socio productor para realizar la impresión bajo demanda.

Impresor bajo demanda: tras recibir el alta de pedido, y confirmado el pago, el vendedor se pone en contacto con su socio impresor bajo demanda para que genere tantas unidades como haya solicitado el cliente.

Transportista. Aunque la mayor parte de este proceso se realice digitalmente, una vez que se realiza la impresión bajo demanda es el momento de transportar un elemento físico. Aquí entra en juego el papel del socio transportista.

Proceso que sigue la impresión bajo demanda
Proceso que sigue la impresión bajo demanda

¿Qué tipos de productos se pueden comercializar con el formato POD?

Son varios los ejemplos de productos que a día de hoy se comercializan bajo el paradigma de la impresión por demanda. Veamos algunos de los más populares:

  • Camisetas: La industria textil ha avanzado de manera que ya no se crean prendas en grandes cadenas para un público masivo. Cualquier persona, incluso, puede crear ropas personalizadas como camisetas. Todo ello gracias a la impresión bajo demanda personalizada con la que, si tienes las medidas adecuadas, puedes acudir a uno de estos vendedores y crear algo único y que podrás reproducir tantas veces quieras y en las cantidades que desees.
  • Tazas: Por ejemplificar, la impresión bajo demanda en España, adaptada al soporte de las tazas, permite crear este tipo de utensilios con diseños 100% personalizables. Algo que ha permitido el impulso del merchandising y de detalles en bodas y otras celebraciones.
  • Pósteres: Al fin y al cabo la forma más conocida de impresión es la que se realiza en papel. De esta forma podemos encontrar pósteres, y otros elementos decorativos, realizados bajo el paradigma ‘bajo demanda’. Tan fácil como acudir a una copistería y solicitar esta reproducción. Por supuesto, hay empresas más especializadas que podrán darte no solo una copia exacta, sino el formato que desees.
  • Llaveros: Al igual que se puede imprimir un póster, y otros elementos decorativos, se pueden realizar copias en un formato más pequeño con el fin de que puedan insertarse en llaveros que sean utilizados.
  • Impresión bajo demanda de libros: Ya hemos dado dos ejemplos de cómo el papel ha sabido adaptarse a un consumo bajo demanda. Y si hay un producto que esté relacionado con este formato, ese es el libro. Durante las últimas décadas hemos visto como el modelo POD(print on demand) se ha expandido en esta industria, asegurando además una mayor vida al catálogo de las editoriales.

¿Qué características y ventajas tiene la impresión bajo demanda?

¿Y cómo es el sistema de la impresión bajo demanda? Una cosa es comprender su funcionamiento, y otra saber todas sus características. Para ello nada mejor que atender a las ventajas que diferencian a este modelo de producción de otros:

1.- Adiós al problema del stock

Tradicionalmente el sistema de producción aseguraba remesas en stock, pero cuando este se acababa ya no había más posibilidades para el cliente de conseguir el producto que quería. No, salvo que el vendedor realizara otra tanta de impresiones. Pero el modelo bajo demanda no espera a que exista una alta demanda, con que haya un solo pedido ya puede comenzar el proceso.

2.- Se reducen los costes

¿Cómo se asegura la rentabilidad de este modelo que siempre está dispuesto a solventar las peticiones del público? Es sencillo, reduciéndose los costes, desde los de almacenaje (ya que no existen grandes producciones que consuman un espacio), hasta los de producción, ya que esos quedan solventados antes por la compra del cliente.

3.- No hay problemas de almacenaje

Solo se produce si el cliente pide y paga por el producto bajo demanda. Esto hace que se diga adiós a los al coste que supone, en el modelo tradicional, contar con un espacio en el que colocar los distintos productos que requieran de ser guardados hasta que un cliente los compre.

4.- Lugar para la innovación

Al realizarse una sola impresión por venta, cabe la posibilidad de un cambio en los diseños para la próxima. Una oportunidad que la producción por tandas no valora y que deja poco espacio para la personalización.

Desventajas de la impresión bajo demanda

Por supuesto, no todo es color de rosa en el modelo de la impresión bajo demanda. Hay algunas desventajas a tener en cuenta:

No hay stock presencial

Que en el modelo de la impresión bajo demanda desaparezca el stock es un arma de doble filo. Esto impide que un cliente pueda ver cumplidas sus necesidades en el momento y llevarse el producto a casa ese mismo día. De esta forma, queda esperar algunas jornadas.

Mayor tiempo de envío

Al no haber stock, hay que esperar a la impresión del producto que se haya comprado. Esto hace que se alarguen los tiempos de envío, al contrario de aquellos modelos tradicionales.

Conclusiones sobre la impresión bajo demanda

La impresión bajo demanda es un modelo muy interesante para empresas pequeñas o que estén comenzando a operar. Este sistema asegura una reducción de costes, además de una mayor fidelización de clientes que siempre obtienen un ‘sí’ por respuesta. Un sistema que funciona, peri que requiere de la formación de una red de socios eficiente que asegure tanto la producción, como el envío de los productos en el tiempo acordado.

Por otro lado, nos encontramos ante un modelo muy interesante para algunas industrias, como la del sector editorial. Y es que la impresión bajo demanda, en el caso de los libros, permite que siempre estén disponibles, dándoles una esperanza de vida muy superior.

 

Te puede interesarCómo imprimir libros con calidad profesional

Juan Carlos Pellegrini Besga
Juan Carlos Pellegrini Besga

Juan Carlos Pellegrini es Director Comercial de Podiprint desde el año 2014. Acumula dos décadas de experiencia en la gestión de la producción y distribución de catálogos editoriales. Ha liderado proyectos en España y México, lo que permite conocer de primera mano las necesidades de aquellos editores que ven el mercado como una oportunidad global.

Sus artículos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Artículos Relacionados