Manipulado libro bajo demanda

Netflix, Prime Video, Disney + son solo algunos ejemplos de cómo el concepto “bajo demanda” se ha incorporado a nuestra sociedad. Las nuevas tecnologías han permitido crear un modelo en el que podemos consumir ocio cuando queramos, sin estar atados a limitaciones como horarios, fechas o descatalogaciones. Por supuesto, el mundo del libro no ha sido ajeno a estos cambios y desde hace tiempo ha incorporado este sistema.

El libro bajo demanda permite que cualquier persona encuentre el ejemplar que desea y pueda solicitarlo sin tener que esperar a que exista stock en su librería de confianza, y sin temor a que el libro se haya descatalogado. Una respuesta, además, a la cada vez mayor heterogeneidad entre los gustos de los lectores. Al mismo tiempo, es una opción que permite internacionalizar catálogos con bajos costes para el editor.

 

¿A qué llamamos libros bajo demanda?

Los libros bajo demanda responden a un sencillo paradigma: que cualquier lector pueda acceder al título que quiera, cuando lo desee. De esta forma se asegura la “inmortalidad” del catálogo de aquellas editoriales que apuesten por este modelo para su oferta. Eso sí, no hay stock de estas obras sino que van siendo producidas a medida que son vendidas.

Al igual que en las plataformas de streaming no tienen ejemplares “físicos” de las películas o series que emiten, un distribuidor de libros bajo demanda no cuenta con un almacén donde va guardando los ejemplares antes de enviarlos. Estas copias se generan una vez han sido vendidas.

Origen y evolución del libro bajo demanda

La producción tradicional de libros contaba con limitaciones que fueron solventadas con la llegada de la impresión digital. Es en 1950 cuando comienzan a usarse las copiadoras electrostáticas que fueron las predecesoras de las fotocopiadoras actuales. Es en la década de 1960 cuando se comienza a hacer réplicas en papel normal gracias a la cerografía.

Hay que avanzar hasta 1977 cuando Benny Landa descubre la tienda que hace posible la impresora denominada ElectroInk. Por fin en 1993 se lanza la primera prensa de impresión digital en color llamada Indigo, permitiendo la reproducción en tiradas cortas y de alta calidad en cualquier momento.

Gracias a esta base se pudo construir la primera imprenta digital que permitía al editor disponer de cualquiera de sus obras en el momento que quisiera. Además, la expansión de internet facilitó  enviar los datos necesarios para realizar una copia en un país extranjero. De esta manera también aparece el concepto de distribución de libros bajo demanda que permitía hacer llegar a distintos lugares del mundo estos ejemplares gracias a una red de partners en diversos países.

Lectura recomendada: Distribución de libros, qué tipos hay y cómo pueden ayudarte

Costes de los libros bajo demanda

Los costes del libro bajo demanda son menores que los del modelo tradicional por varias razones. La primera es que su impresión se basa en una tecnología digital que no precisa de la presencia de tipos y otros materiales caros. También hay que tener en cuenta que no hay necesidad stock mínimo, por lo que esta producción también se ahorra para el editor que apueste por este modelo.

Por último, a diferencia de los libros producidos en el modelo tradicional, la venta siempre antecede a la producción. Por lo tanto, estos costes no se aplican hasta que no se ha obtenido el beneficio por el mismo.

Partes que la componen

  • Impresión: Sin la tecnología que permite reproducir libros en cualquier momento no sería posible hablar del concepto “bajo demanda” aplicado al sector editorial.
  • Distribución:. Es la que permite crear una red de partners que aseguran que estos libros puedan estar disponibles en distintas zonas geográficas, no solo en el lugar donde se produce.

Características de un libro bajo demanda

Si bien un libro enmarcado en el modelo bajo demanda no se diferencia en nada de otro producido en el paradigma tradicional en lo que a calidad se refiere, sí que cuenta con características propias:

  • No hay stock. El libro bajo demanda no se produce en tiradas, se imprime y distribuye bajo el paradigma 1:1. Hasta que no se realiza una venta, no se da la orden de fabricación. Salvo que se vayan a enviar, nunca encontrarás ejemplares de este catálogo en un almacén.
  • No hay costes logísticos. La red de partners de un distribuidor bajo demanda permite que pueda construirse un sistema en el que desaparecen los costes logísticos ya que la producción se realiza en el destino, solo se paga por hacer llegar de la imprenta al domicilio del lector, o la librería donde vaya a recogerlo.
  • Presencia internacional. Esta red de distribución bajo demanda alcanza cotas internacionales, facilitando la presencia en otros países del catálogo de editoriales independientes gracias a la ausencia de costes logísticos para hacer llegar estos libros a otras fronteras.
  • Stock sin límite. La ausencia de tiradas en el modelo bajo demanda permite que se puedan distribuir tantos libros como se quiera. Los metadatos de este catálogo siempre están disponibles para que se generen ventas que abarcan desde 1 ejemplar hasta los que se quieran.
  • Siempre hay ejemplares disponibles. No hay almacenaje, tampoco tiradas. Lo único que existe son unos metadatos que facilitan que el libro siempre esté disponible. No hay dependencia de las ventas del stock producido, cualquier título publicado es rentable.

Proceso que recorre libro bajo demanda desde que se hace la compra hasta que le llega a su destino

El proceso del libro bajo demanda es breve pero no por ello menos complicado. En apenas 72 horas un ejemplar pasa de no existir hasta llegar a manos del lector que lo ha comprado. En primer lugar, alguien adquiere un título en su librería de confianza, o un eCommerce que opere bajo este paradigma.

Tras producirse esta venta, quien la ha realizado da el aviso a distribuidor bajo demanda y una vez se ha confirmado este pedido y efectuado el pago. Es entonces cuando se produce el ejemplar solicitado contactando con el partner de impresión más cercano al lugar de entrega. De esta forma se entrega al operador logístico local y se entrega al lector final, bien en su domicilio o bien donde se haya comprado.

Proceso que recorre un libro bajo demanda
Proceso que recorre un libro bajo demanda distribuido con Podiprint

1 respuesta

  1. Herminia 12 octubre, 2021 Responder

    Buen artículo. Orgullosa de tu trayectoria profesional

Deja un comentario