Tipos de papel para impresión

Desde la invención de la imprenta de tipos móviles por parte de Gutenberg los tipos de papel para reproducir libros han cambiado mucho. Sin detenernos en esta historia, lo cierto es que en la actualidad existen muchas opciones para que las editoriales produzcan ejemplares de sus obras, teniendo en cuenta el formato que se quiera trabajar.

De hecho, entre las distintas opciones de papel para la impresión de libros, han surgido posibilidades ecológicas con las que se asegura el mantenimiento de la industria editorial, a la par que se respeta el medio ambiente. Hay que tener en cuenta, que el formato físico sigue ganándole la partida, por goleada, al digital (solo un 29,4% de los españoles lo hacen, según el Barómetro de Lectura).

Por ello, dado el peso que tiene en la actualidad el formato físico, en esta ocasión hablaremos de los diferentes tipos de papel para la impresión de libros que encontrarás tanto en offset, como en digital.

Papel ecológico
Papel estucado
Papel vergué
Papel ahuesado
Papel offset
Para impresión internacional
Contenido del artículo

Papel ecológico o reciclado

Este tipo de papel para la impresión de libros se obtiene a partir de la reutilización de hojas desechadas, o fibras de celulosa empleadas para otros fines. Estamos hablando de una opción más respetuosa con el medio ambiente, reduciendo el consumo de madera y el de energía, así como el de agua.

También hay que tener en cuenta, que si el partner de impresión apuesta por este tipo de papel, la eliminación de ejemplares con erratas no supone un coste, ya que se le puede dar una nueva oportunidad a este ejemplar. También supone un valor añadido para el sello editorial, si tenemos en cuenta que estamos en una época donde la conciencia ecológica es mayor.

Entre las desventajas de este tipo de papel es que el precio de impresión es mayor puesto que la maquinaria y la materia prima son un poco más caros, teniendo en cuenta el proceso de producción que acarrea. Por otro lado, esta opción no mantiene las mismas características que una fibra de “primera mano” ya que el proceso de reciclado hace que se pierdan algunas de estas cualidades.

Papel estucado

Papel estucado

También conocido como papel offset, el estucado es una opción poco porosa, lo que permite que el acabado de la impresión pueda ser tanto en mate, como con brillo. Esto ofrece una versatilidad mucho mayor a la hora de realizar copias. Es la mejor opción para publicaciones en donde la imagen tiene mayor importancia que el texto.

Al ser una superficie poco porosa, la tinta queda en la superficie y la definición de las imágenes es mucho mayor. Si lo que necesitas es imprimir folletos publicitarios, o libros en donde exista una gran carga visual, no lo dudes y apuesta por esta opción.  

En cualquier caso, sus ventajas son, al mismo tiempo, sus desventajas. La escasa porosidad de este tipo de papel para la impresión hace que no sea una buena opción para libros con una gran carga de lectura.

Papel vergueteado, listado, vergué o verjurado

Papel verjurado

Una opción de papel para impresión que recibe su nombre de las rayas paralelas que podrás ver si lo expones al trasluz. Cabe destacar que estamos ante una opción de mayor resistencia y durabilidad. La sensación de “mayor calidad” hace que se use más que para realizar copias de libros, para crear tarjetas de visitas, invitaciones a eventos, etc.

Su uso en la industria editorial se reduce a la impresión de libros de edición limitada, con una mayor calidad que los del formato habitual. Dado los costes de producción que tiene esta opción, su uso en grandes tiradas, o ejemplares de bolsillo, es desaconsejable. No obstante, si lo que buscas como editor es ofrecer la mejor calidad de impresión, esta es tu opción.

Papel ahuesado

Papel ahuesado

El papel ahuesado es fácilmente reconocible por su color amarillento que intenta acercarse al marfil de los huesos. Entre sus características fundamentales, el tacto rugoso y su mayor facilidad de lectura gracias al contraste con la tinta negra. Su gramaje aporta un mayor grosor y ofrece una mayor elegancia.

No obstante, a diferencia del papel estucado, su mayor porosidad no es recomendable si lo que se busca es incluir fotografías y otros elementos visuales en el libro a imprimir. Este tipo de papel se recomienda para novelas, poemarios, obras teatrales, etc.

Papel offset

Papel offset

El papel offset es una opción que ofrece una mayor porosidad, lo que garantiza una mayor absorción de tinta de cara a la impresión. Por tanto, se recomienda este tipo si lo que se busca es imprimir libros donde el texto sea el protagonista. Es una opción más barata que el resto, por lo que se recomienda su uso para ediciones de bolsillo.

Su principal desventaja es que, al tener tanta porosidad, el barniz que se le aplica a los libros para garantizar la protección de la tinta también se absorbe. Por ello, la esperanza de vida de estos libros suele ser menor que el de otras opciones de papel para imprimir libros.

Papel para la impresión bajo demanda

La impresión digital de libros bajo demanda ha evolucionado mucho en este sentido de la mano de la tecnología y los avances siguen produciéndose para dar una mayor variedad al soporte libro.

Sin embargo, esta variedad de papel y tamaños suele estar reñida con la internacionalización, ya que hay un estándar de papel para que los libros puedan incluirse en los canales de distribución bajo demanda e imprimirse en destino. Esto hará que un título pueda llegar a más lugares y exponerse antes más lectores.

El tema del estándar de impresión a la hora de producir un libro es algo que el editor debe tener en cuenta y valorar si quieres tener presencia internacional sin realizar una gran inversión. Hay editoriales que intentan diferenciar el producto con impresión de libros en papel de mayor calidad, más gramaje o medidas que se salen de lo común con el objetivo de tener un libro mucho más personalizado. Es algo totalmente comprensible y lógico, pero es ahí donde el editor debe poner ambas opciones sobre la balanza y decidir las ventajas de cada formato para ver lo que más le interesa.

Conclusión

Si lo que estás buscando es un tipo de papel para imprimir libros, con una alta carga de texto, te aconsejamos que apuestes por el ahuesado en primer lugar, ya que el offset puede hacer que la durabilidad de tus ejemplares sea menor. No obstante, si lo que estás pensando es en producir obras como novelas gráficas, o cuadernos de fotografías.

Pero si lo que buscas es una edición de lujo, ya que lo que quieres es hacer algo limitado, o especial, tu opción será sin duda el papel vergueteado.


Te puede interesar: Cubierta de un libro: ¿Cuándo pasta dura y cuándo pasta blanda?

3 comentarios

  1. Soy autor de las biografías de dos músicos navarros, Iñiguez y Larregla, que estan en la librería madrileña:Argonauta. He confeccionado la Historia del a Revolución La Gloriosa de 1868, creo es la primera de importancia que se escribe, por lo menos en los últimos años. Contiene más de doscientas páginas y este año se celebra ek 150 aniversario.
    Deseo conocer condiciones de su publicación si les interesa.
    Saludos

    • JLaraH 27 julio, 2018 Responder

      Hola Jesús, gracias por tu ofrecimiento, pero siento decirte que no somos una editorial que publique directamente los libros, nos encargamos de la impresión y de la distribución, realizamos estos trabajos para un gran número de editoriales que seguro pueden ofrecerte un buen servicio. Un saludo.

Deja un comentario