Libro con sus metadatos

Las nuevas tecnologías han permitido la expansión de las ventas más allá de los territorios en los que se crean ciertos productos. ¿Cómo es posible que de manera automática una librería de Barcelona incorpore en su catálogo un libro que una editorial de Cádiz acaba de dar de alta? La respuesta la tienen los metadatos, información que gracias a internet permite expandir la zona de ventas en la industria editorial.

De esta forma los metadatos de un libro permiten crear grandes redes de partners de libros que aprovechan la infraestructura digital. Una oportunidad que no solo se restringe al mercado nacional, sino que permite ir más allá de las fronteras. Aunque eso sí, siempre es importante ajustarse a unos estándares básicos con los que unirse a este mapa de colaboradores en todo el mundo.

¿Qué son los metadatos de un libro?

Los metadatos de un libro son el conjunto de la información necesaria para comercializar un libro. De esta forma, indican, entre otras cosas, cuántas páginas tiene una obra, cuál es su ISBN, el precio de venta que la editorial ha calculado, la portada, el nombre del autor y, por supuesto, sinopsis y título. Su aparición es relativamente reciente ya que se han hecho más importante con la expansión del comercio online.

Si bien antes toda esta información se comunicaba, por ejemplo a las librerías, los metadatos de un libro se refiere a la transmisión de los mimos a través de un sistema digital. De esta forma se asegura una automatización de procesos que permite que con tan solo dar de alta una obra, y comunicarla a la red de distribuidores, estos puedan incluirla en un eCommerce, así como en sistema de punto de venta físico.

Para su implantación correcta es necesario ajustarse a un estándar de metadatos. No solo para que la editorial rellene todos los campos de información solicitados por los puntos de venta online, sino para ajustarse a un sistema común que permita la automatización en la transferencia entre los distintos agentes de la cadena del libro.

Funciones de los metadatos en la industria del libro

Los metadatos en el sector editorial cumplen dos funciones: administrativas y descriptivas. Aunque ambos objetivos se centran en una sola meta: permitir identificar un título dentro de un catálogo, ya sea cuando el lector navegue por un eCommerce, o cuando el responsable de una venta tenga que localizarlo entre toda su oferta. Al igual que no hay dos obras que comparten ISBN, no debe haber dos que tengan una información similar.

Pero, desgranando cada una de las funciones de los metadatos de un libro, podemos destacar las siguientes diferencias:

  • Función administrativa: Permite la transferencia de información entre los distintos agentes de la cadena del libro. Esta es una de las causas por las que surgen y se expanden los metadatos, para facilitar y automatizar el anuncio de novedades editoriales, así como su incorporación a los sistemas de distribuidores y las tiendas online donde vaya a estar a la venta.

De esta forma, a las webs de ambos agentes les será más fácil crear la ficha de este libro en su web, permitiendo su rápida identificación.

  • Función identificativa: En relación con la función administrativa del metadato, la información que aporta facilita el  rápido reconocimiento de un libro. Por ejemplo, introduciendo su título en el buscador del eCommerce. Pero también facilita que el responsable de un punto de venta (ya sea online, o físico) pueda categorizarlo dentro de colecciones que tengan en común, por ejemplo, el género al que pertenecen, o su temática.

Tabla comparativa de las funcionalidades de los metadados aplicados  a los libros:

FUNCIÓN ADMINISTRATIVA

FUNCIÓN IDENTIFICATIVA
Transferencia de información relacionada con el libro El lector, o el vendedor, encuentra rápido lo que busca
Compartir datos entre los agentes del libro, de manera automática Crear colecciones en torno a diferentes opciones
Actualizar el catálogo de los eCommerce editoriales No confundir el libro con otro
Subsanar errores de manera automática Rápido reconocimiento de un libro

 

DILVE y gestión de metadatos

La gestión de metadatos requiere de una labor de automatización que permita la transferencia de los mismos entre los sistemas de los diferentes agentes de la cadena del libro. En este caso, DILVE asegura una plataforma en donde los diferentes profesionales de la industria, facilitando la gestión y distribución de información bibliográfica y comercial de cualquier obra que esté a la venta.

De esta forma, es posible localizar de forma rápida información como sinopsis, título, ISBN, autores, temática, etc; para adjuntarla a su propia base de datos. DILVE  es un servicio que se ofrece tanto a las editoriales, como a distribuidores, librerías, bibliotecas y otras empresas con relación con el sector del libro. Así se incorpora un sistema centralizado de metadatos que se va enriqueciendo a medida que los profesionales participan.

DILVE permite distribuir de manera automática, en una sola operación de carga, la información de cualquier libro a todos los agentes del sector, teniendo en cuenta los requisitos con los que operan cada uno de ellos. Con ello se asegura una continua actualización del comercio online que trabaje con esta plataforma.

Funciones y características de DILVE

  • Sistema de gestión de información relacionada con el libro
  • Distribuye automática la información de un libro aportada por la editorial
  • Permite la actualización automática de los eCommerce editoriales
  • Actualiza automáticamente cualquier cambio relacionado con un libro a la venta
  • Estandariza la reproducción de los metadatos en el sector del libro]
  • Estructura de los metadatos de un libro

Composición y estructura de los metadatos de un libro

Los metadatos de un libro comparten información sobre el mismo para facilitar su categorización y su identificación. Por ello, hay diversos aspectos que son obligatorios dada su necesidad a la hora de integrarlos en un catálogo. De esta forma, la estructura de los mismos quedaría así:

Metadatos que que le corresponden a un libro
Metadatos de un libro en una tienda online

Estándares de metadatos aplicados al sector editorial

Existen varios estándares a la hora de compartir los metadatos de un libro. Los más importantes en la actualidad son los siguientes, ya que permiten compartir la información de un catálogo editorial entre agentes de todo el mundo, permitiendo la internacionalización de las ofertas:

  • ONIX: Surge en el año 200 y supone un estándar abierto que se basa en XML que fue creado, y es mantenido, por representantes del sector editorial (entre los que figura la Federación de Gremios de Editores de España, FGEE). A nivel internacional es la referencia a la hora de compartir información de un libro en todo el mundo.

El uso de ONIX asegura una buena internacionalización de los datos. De esta forma se asegura una comunicación entre todas las entidades de la cadena del libro, con independencia del mercado en el que trabajen.

  • THEMA: Nace en el año 2012 para salvar algunas necesidades de la cadena comercial del libro, no solo a nivel español, sino en todo el mundo. Su gestión corresponde a EDItEUR, también responsable del estándar ONIX (entre otros). Cabe destacar su precisión a la hora de identificar una obra por su temática, independientemente del idioma u otras características del territorio donde se realiza la consulta.

Esto se debe a que se basa en el sistema de marcado de materias BIC, que se basa en el uso de códigos múltiples para el marcado de categorías temáticas. Este no es estático, sino que evoluciona conforme a los cambios culturales que pueden dar lugar al surgimiento de nuevas materias en este sentido.

  • ISNI: Este estándar responde a las siglas de International Standard Name Identifier, se trata de un código de 16 dígitos que permiten identificar a personas o entidades que han participado en la creación de un libro. También facilita la labor de reconocer, rápidamente, a los personajes de una obra y se rige por la Normal ISO 27729.

Su consulta puede realizarse a través de su base de datos.

Deja un comentario