informe-impresion-bajo-demanda

Con el objetivo de ayudar a los profesionales del mundo del libro, Podiprint a través de dosdoce.com ha realizado el informe más extenso y completo en español sobre la evolución de la Distribución e Impresión Bajo Demanda. El documento pone de relevancia 13 grandes ventajas de estos sistemas, así como de la distribución de libros uno a uno. También repasa la evolución histórica, habla de casos de éxito y analiza el panorama futuro con testimonios que hablan de que la impresión digital podría suponer en 2020 cerca de la mitad del valor de mercado del producto editorial.

 

El concepto de Impresión Bajo Demanda

La Impresión Bajo Demanda (IBD o POD) es la técnica que se utiliza para imprimir libros y cualquier otro tipo de documento a razón de un número de unidades solicitadas, lo que favorece tiradas cortas y a un coste fijo por copia, independientemente del número de unidades que se impriman. Se ha desarrollado tras el establecimiento de la impresión digital. Actualmente, permite la producción de una sola copia de un libro sin necesidad de que forme parte de ningún stock, es decir, facilita la reimpresión «a la carta» y los títulos no están agotados nunca.

 

Las 13 ventajas de la Impresión Bajo Demanda

El informe destaca 13 ventajas derivadas de la Impresión Bajo Demanda que establece una nueva relación entre el lector y los libros, pasando por la editorial. Estas ventajas parten por una configuración técnica más rápida, no tener que almacenar libros al reivindicar un inventario cero, poder hacer sondeos de un libro para ver la reacción real del consumidor o la monetización de títulos de fondo y fuera de catálogo.

Asimismo, la IBD permite reducir los plazos con un menor coste, no necesita tener un libro físicamente impreso para comenzar a promocionarlo, es un sistema de gran valor para los llamados libros de «nicho» y permite actuar de inmediato para revisiones y actualización.

La personalización de ejemplares, la venta directa por parte de la editorial sin intermediarios o la posibilidad de apostar por autores noveles reduciendo riesgos son otras potencialidades de una impresión que tiene menor impacto ecológico, ya que la tasa de devoluciones es cero. La Impresión Bajo Demanda supone además una alternativa para países en desarrollo y da acceso a cualquier editorial a una distribución masiva a mercados internacionales.

En cuanto a aspectos clave a tener en cuenta para la impresión bajo demanda, el informe destaca temas como los derechos, el ISBN, los metadatos, productividad, costes, formato o papel, entre otros.

 

Previsiones de la IBD

Entre las previsiones de la impresión bajo demanda, la firma consultora Smithers Pira prevé que para 2020 el 13,7% de todos los títulos se imprimirán digitalmente representando el 47,8% del valor del mercado ya que casi todos los libros impresos digitalmente se venden.

 

La distribución 1:1

El concepto de distribución bajo demanda va ligado al de distribución 1:1, es decir, la posibilidad de distribuir los libros de uno en uno sin la necesidad de grandes tiradas. Este sistema hace posible tener los libros siempre disponibles para la venta con la posibilidad de que cualquier editorial pueda vender internacionalmente. Por otro lado, elimina las devoluciones, ofrece reportes instantáneos de ventas y entregas en 72 horas.

 

Casos de éxito POD

El informe analiza algunos casos de éxito internacional de editoriales y librerías que han optado por la impresión bajo demanda y que vieron la posibilidad de reducir el inventario aumentando los ingresos. Grandes compañías como Hachette Livres, Penguin USA, HarperCollins, OR Books, O’Reilly o Bookoture optaron por IBD, al igual que ha ocurrido en el creciente mercado chino.

En España y Latinoamérica se destaca la plataforma Bibliomanager formada por Podiprint, Solar, Bibliográfika, Xpress y Aleph. De hecho, en 2016, la Confederación Española de Gremios y Asociaciones de Libreros (CEGAL) incorpora la impresión bajo demanda y en 2017, Ingram y Podiprint firman un acuerdo bidireccional para la distribución bajo demanda a nivel internacional.

Asimismo, la impresión bajo demanda ha permitido que editoriales locales puedan trabajar a nivel global, como ha sido el caso del grupo IC, que nació enfocado a la formación y que dispone de 1.500 títulos en el  mercado.

 

Historia y evolución

Al informe no le falta un amplio recorrido histórico por la historia y evolución de la impresión bajo demanda que comenzó con las primeras impresoras digitales. No obstante, fue a principios de los 90 cuando la técnica se comienza a desarrollar en América Latina, pero es a partir del nuevo milenio cuando se populariza gracias a la llegada de maquinaria más desarrollada. En 2010 cerca del 6% de los libros en Estados Unidos se imprimían bajo el sistema digital y en 2009, un 20% de editoriales utilizaba impresión bajo demanda, cifra que llegó al 32% un año más tarde.

 

Avance del informe

En junio de 2017, Podiprint ya publicó un avance del informe basado en una encuesta entre editores:

El 50% de los editores ya utiliza los servicios de impresión y distribución bajo demanda

 

DESCARGAR INFORME COMPLETO

Article by Juan Carlos Pellegrini Besga

Juan Carlos Pellegrini es Director Comercial de Podiprint desde el año 2014. Acumula dos décadas de experiencia en la gestión de la producción y distribución de catálogos editoriales. Ha liderado proyectos en España y México, lo que permite conocer de primera mano las necesidades de aquellos editores que ven el mercado como una oportunidad global.

Leave your comment