Lisbros en stock o libros bajo demanda
¿Tu stock es un coste o una inversión?

La rotación de las existencias de tus libros no es un dato que le debe de preocupar solo al departamento comercial de la editorial sino al global de los puestos estratégicos de la misma.  Es un índice que refleja el correcto flujo financiero, nos da un indicador del número de veces que los libros de tu almacén se convierten en dinero efectivo €€.

El control de este KPI resulta esencial para lograr un equilibrio informativo y de control entre la inversión realizada en la producción editorial, el índice de colocación de los libros, la venta y el porcentaje de devolución durante un determinado ciclo comercial.

Tu stock de libros, ¿supone un coste o una inversión?

La inversión que el editor realiza en su stock no deja de ser una inversión inmovilizada. Son libros producidos pero que aún no han sido vendidos y a menos que el índice de rotación del stock de tus novedades o de tu fondo sea altamente positivo podrías estar desarrollando una estrategia inadecuada, ojo, que no errónea. Invertir en stock no es una inversión negativa pero sí incluye mayor índice de riesgo y de costes ocultos (administrativo, financiero…) que otras estrategias.

¿Cuál es la mejor estrategia?

Cada editorial, de acuerdo a su política estratégica y al nicho del mercado al que se dirija debe de ser capaz de encontrar el equilibrio entre los ejemplares que están siendo vendidos y el tiempo de entrega de la reposición de los mismos. O dispones de un almacén suficiente con una tirada holgada o el director de producción de la editorial debe andar bien rápido para no provocar una rotura de stock que al final repercuta negativamente en las ventas.

Tu estrategia se verá altamente influenciada por diferentes variables: la política comercial, el tipo de distribución, la localización de tus distribuidores, si vendes de forma directa, etc.

El índice de rotación de los libros es un indicador que refleja la salubridad de tu negocio y en definitiva la de cualquier empresa. Su valor medio variará en función del sector en el que nos movamos. Las empresas fabricantes suelen tener unos índices de entre 4 y 5 rotaciones anuales, los grandes almacenes se sitúan en torno a los 8 y algunos supermercados superan la veintena en algunos productos alimenticios. Así que la mejor estrategia no será la del sector, sino la tuya propia.

La rotación del inventario está informando del número de veces que se recupera la inversión en existencias, durante un periodo de tiempo determinado.

¿Cómo puedes calcular el índice de rotación?

Es más sencillo de lo que piensas:

Rotación = ventas en un periodo  / stock medio del período

Cálculo del índice de rotación
¿Dónde está tu estrategia?

Para establecer los períodos toma como referencia las campañas de venta naturales del libro. Puedes hacerlos coincidir con los inicios y términos de las mismos o el tiempo del circuito de una novedad.

¿Tiene sentido calcular este índice sin más? La respuesta lógica es no. Esta KPI sirve para tomar una fotografía de cuál está siendo el resultado entre lo que dispongo de stock y lo que vendo, ahora será el momento de analizar el catálogo del editor y segmentar los títulos por género, público objetivo… o por ejemplo distinguiendo entre bestseller y longseller y establecer un objetivo específico para el índice de rotación. Habrá casos en los que sí necesites ese stock y casos en los que podrás apoyarte en las ventajas de la impresión bajo demanda.

¿Qué índice se mueve en el sector?

Si te preguntas cuál es la media de rotación idónea en el sector editorial, resulta complejo definir este concepto puesto que influyen muchos aspectos. Lo ideal es establecer unos indicadores propios y tomar decisiones al respecto para mejorar esos índices.

Y a parte de tomar la fotografía y disponer de información para tomar decisiones… ¿tiene más funcionalidades? Un sí rotundo porque este índice es un indicador de la rentabilidad comercial del negocio, que podemos calcular de la siguiente forma:

Coeficiente de Rentabilidad comercial = Margen × Rotación

Para crear una buena estrategia en la rotación de inventarios es importante tener en cuenta diversos factores, como que todo producto almacenado debe estar ahí en respuesta a una estrategia premeditada para lograr un objetivo, que suele ser su venta y conseguir beneficio. También es importante que ningún producto se estanque y permanezca en stock más tiempo del necesario o que, por el contrario, esté menos tiempo del planeado y haya un vacío de existencias de esa mercancía. Por ello, es imprescindible que el libro esté en el stock cuando el cliente lo precise.

Si has descubierto que este cálculo puede ayudarte a tomar decisiones te damos unos consejos para mejorar tu coeficiente.

Consejos on demand

Las dos vías para mejorar la rotación de stock de un negocio son  incrementar la cifra de ventas y reducir la cantidad de stock en los almacenes, obvio.

Lo óptimo es vender la mayor cantidad posible con el menor número de artículos en stock.

Plantemos dos consejos de cara a mejorarlo:

  1. Desarrollar un proceso de compra según un modelo “just in time” o bajo demanda. De esta forma podrías garantizar que vendes todo lo que compras y trabajar con pedidos mucho más ajustados que reducen el valor de tu stock. El inconveniente es que trabajar con volúmenes muy reducidos de stock puede ocasionar problemas para atender “picos” puntuales de venta pero ya existen soluciones como las de Podiprint de reimpresiones en 96 horas y envíos a múltiples destinos para solventar esta necesidad.
  2. Conocer los gustos de tus potenciales clientes y acertar con el número de impresiones. Cuanto mayor sea el conocimiento que tengas de tus clientes y del entorno comercial en el que se desarrolla tu negocio (periodos promocionales, ventas estacionales, ciclos de venta…) más posibilidades tendrás de adquirir el número exacto de impresiones que necesitas.

¿Qué puede suponer una mala estrategia?

Una mala gestión del stock puede generar problemas, como que se dé la situación en la que haya productos que ya no puedas servir… ¡error!

Esta situación es fácil de evitar. Lo único que hay que hacer es no dejarse llevar por la intuición ni por la persuasión del distribuidor o la del vendedor que nos empujan a enviar stock por exceso. Es necesario que lleves un control meticuloso de los libros que necesitas, para que en ningún momento haya ni exceso ni escasez de ningún título. Esta situación podría hacerte perder ventas y que sea la competencia la gran beneficiada por desarrollar una estrategia más adecuada de gestión del stock.

Si te asaltan dudas sobre esta gestión y crees que necesitas algún consejo para encontrar el índice de rotación idóneo, contacta con nosotros.

Podiprint, piensa on demand.





He leído y acepto la política de privacidad
Responsable del fichero: INNOVACIÓN Y CUALIFICACIÓN S.L.; Finalidad: envío de la información solicitada por el usuario; Legitimación: Consentimiento; Destinatarios: Se comunicarán a terceros; Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. Más información sobre nuestra política de privacidad

Autor: Ismael Gálvez Clavijo

Ismael Gálvez es responsable de marketing y comunicación de IC Grupo, del que forma parte Podiprint. En el sector editorial desde 2008, ha participado en proyectos nacionales e internacionales en diferentes dimensiones del sector, siempre con una orientación a resultados y proactividad en la detección de oportunidades de mercado, para marcas propias y clientes.

Deja un comentario