Descubre cómo adaptar el modelo canvas a tu estrategia editorial

El año concluye, el próximo se acerca. Es el momento de hacer balance del curso, tomar nota de los aciertos y de los errores, plantear nuevas estrategias y empezar los cimientos para poder ponerlas en marcha. Si estás pensando en empezar el nuevo año haciendo los deberes, queremos proponerte una planificación basada en el modelo canvas.

Es decir, una estrategia editorial basada en una plantilla de gestión que permita desarrollar nuevos modelos de negocio, o bien registrar los que se hayan aplicado para seguir trabajando en el mismo resultado que haya dado beneficios. En cualquier caso es la hora de establecer una hoja de ruta que te permita alcanzar tus objetivos.

Estas son nuestras nueve sugerencias para que el próximo año conquistes nuevos lectores, fidelices todavía más a los que ya tienes y consigas todas tus metas. ¿Estás preparado? Antes de comenzar te recomendamos que descargues nuestra plantilla y poco a poco vayas aprendiendo cómo crear tu estrategia editorial con un modelo canvas.

Paso nº 1. plantea una propuesta de valor a tus lectores

¿Cómo crear tu estrategia editorial con un modelo canvas? Primero Piensa en los lectores a los que te vas a dirigir. ¿Qué les gusta? ¿Qué es lo que esperan ver en el libro que van a comprar? Y lo más importante, ¿qué puedes ofrecerles? En la actualidad la oferta del sector editorial es amplia pero, ¿resuelve las necesidades de estas personas?

Debes encontrar cómo tus servicios pueden satisfacer sus necesidades lectoras. Revisa los contenidos que tienes y si podrías encontrar nuevos materiales que respondan a estas exigencias.

Paso nº 2. Segmenta a tus clientes lectores

Para saber las soluciones que vas a ofrecer a los lectores, nada mejor que conocerlos. Por desgracia no existen características homogéneas a todo su espectro. Cada uno de ellos buscará una cosa distinta y saber adaptarse a estas exigencias es un paso fundamental a la hora de crear una estrategia editorial. Y para conocer estas cualidades, nada mejor que segmentarlos.

Dividir a los lectores te permitirá identificar sus distintas necesidades y, de este modo, ofrecer soluciones únicas y adaptadas a sus características individuales. Nada atrae más que un producto personalizado, por lo que mientras más afines esta división, mejor.

Paso nº 3. Descubre cómo llegar a tus lectores

Si ya dividiste a tus lectores atendiendo a sus necesidades y tienes claro cómo puedes dar soluciones a las mismas, es el momento de hacerles llegar estas propuestas. ¿Cómo hacerlo? A priori son dos las soluciones que se te presentan, por un lado contactar directamente con los puntos de venta y hacerles llegar los ejemplares.

Por el otro lado, alcanzar este destino a través de un distribuidor. Si bien la primera opción asegura más beneficios al editor, ya que no tiene que pagar el porcentaje al intermediario, optar por la segunda posibilidad permitirá que puedas afinar todavía más el tiro.

Una vez le presentes el catálogo al distribuidor, este podrá identificar puntos de venta apropiados para el mismo, y de esta forma podrás alcanzar al lector que en un primer momento identificaste para resolver sus necesidades.

Paso nº 4. Mantén relaciones cordiales

Si ya tienes claro quiénes serán tus aliados en tu estrategia editorial, tienes que establecer relaciones cordiales con ellos. No solo contactes para acciones puntuales, tenerlos en cuenta a largo plazo te permitirá identificar posibles errores y trabajar en un plan común para poder sacar el mejor de los resultados.

Además, las nuevas tecnologías también te permitirán contactar con el lector final para saber si sus necesidades se han cubierto. Las redes sociales hacen posible conocer opiniones sobre un libro de tu sello editorial, en definitiva, una fuente de información para saber el resultado de tus primeros pasos dentro de tu estrategia.

Paso nº 5. Fuentes de ingresos

Cabe pensar que las fuentes de ingresos serán las ventas de libros. Sin embargo, a poco que pienses un poco más podrás ver otras opciones. ¿Recuerdas el punto número 1? Las necesidades de los lectores pueden ir más allá de la de conseguir un nuevo título para leer, como por ejemplo el merchandising creado en torno a una obra.

Piensa, por ejemplo, lanzar ilustraciones de los personajes de tu obra o páginas extraídas directamente de  tu obra. Un ejemplo es el de un cuento infantil del que extraer láminas con las que decorar la habitación de los lectores más pequeños. Ten en cuenta que tu línea de productos puede ir más allá de un simple libro.

Paso nº 6. Recursos clave

Pensar en una estrategia editorial es fácil, pero del dicho al hecho va un gran trecho.  Para ponerla en marcha vas a precisar de muchos recursos, tanto humanos como financieros. ¿Los tienes ya? ¿Puedes conseguirlos en el caso de que no cuentes con ellos? Y la pregunta más importante, ¿puedes hacer frente al coste que va a generarte su uso o adquisición?

Imprentas a través de las que sacar tus productos, logística de envíos (ya sea al distribuidor o al punto de venta final), contratos para pagar a autores, personal de diseño… Estos son solo algunos ejemplos de los recursos que van a serte imprescindibles, a partir de aquí la lista puede ampliarse con otros elementos, como por ejemplo un equipo de marketing que te ayude en la promoción de tu libro.

Paso nº 7. Actividades clave

Si ya cuentas con los recursos imprescindibles para poner en marcha tu estrategia editorial, es el momento de ponerse a trabajar. Pero claro, pasar a la acción sin ton ni son es una locura. Tienes que tener muy claros los pasos que vas a dar en tu plan, y no nos referimos a los elementos que conforman esta lista.

Tienes que dejar definido el plan de acción. Por ejemplo, encontrar autores que respondan a las características del libro que quieres lanzar, o diseñadores que lo maqueten. Al mismo tiempo, tendrás que valorar si vas a trabajar junto a un distribuidor o acudir directamente a la librería. El final del camino será el mismo, que la obra llegue al lector para responder a una de sus necesidades.

Pero la manera en la que recorrerás esta senda puede ser muy distinta. Tú eliges cuántos pasos quieres dar y cómo quieres hacerlo.

Paso nº 8. Socios clave

Divide y vencerás, pero divididos seremos vencidos. El sector del libro es una larga cadena conformada por distintos agentes y el editor solo es una parte más en esta estructura que termina en el lector. Si se rompe alguno de estos fragmentos, se produce una fractura que puede dar al traste con tu estrategia. No queda otra, la unión hace la fuerza.

Vas a necesitar socios que te ayuden a poner en marcha tu estrategia editorial. Desde una imprenta que produzca los libros que necesitas, hasta una librería adecuada a las características de tu obra. Revisa tus objetivos y busca aquellos aliados que van a ayudarte a alcanzarlos, por ejemplo si quieres dar el salto al otro lado del Atlántico, un distribuidor bajo demanda con presencia internacional será la mejor opción.

¿Sigues preguntándote cómo crear tu estrategia editorial con un modelo canvas? ¡Ánimo, solo queda un paso!

Paso nº 9. Estructurar costes

Poner en marcha una estrategia editorial va a suponer un gasto de recursos, especialmente económicos. Debes decidir qué inversión vas a realizar para alcanzar tus objetivos y en qué momentos vas a realizar esta inversión. Eso sí, ten en cuenta que en cualquier momento las circunstancias pueden cambiar y te puedes encontrar con que necesites reestructurar el planteamiento que has hecho.

¿Cuánto dinero destinar a imprimir ejemplares? ¿Se necesitarán nuevas tiradas? ¿O es mejor recurrir a la impresión bajo demanda para que la venta anteceda a la producción? En definitiva, se trata de ponerle precio a esta propuesta única que viene a satisfacer las necesidades de los lectores y que en definitiva va a conformar tu estrategia editorial.

En concreto vas a encontrar tres costes (que luego se podrán desglosar en distintas áreas): producción, distribución y administración. Por otro lado, también tendrás que tener en cuenta si serán variables o fijos y cuál es el margen en el caso de que sean de la primera categoría, el ejemplo más claro sería la necesidad de una nueva tirada porque ya se vendieron los de la primera. En este caso cabría preguntar, ¿cuántos de estos libros van a venderse, merece la pena realizar esta inversión?

Esto no lleva al último punto dentro de este paso, la expectativa de beneficios. ¿Cuánto rédito va a dar esta propuesta de valor y todo el coste que va a suponer poner en marcha nuestra estrategia editorial?

Y esto es todo, esperamos que hayas aprendido cómo crear tu estrategia editorial con un modelo canvas.

[Total: 2   Promedio: 5/5]

Article by Juan Carlos Pellegrini Besga

Juan Carlos Pellegrini es Director Comercial de Podiprint desde el año 2014. Acumula dos décadas de experiencia en la gestión de la producción y distribución de catálogos editoriales. Ha liderado proyectos en España y México, lo que permite conocer de primera mano las necesidades de aquellos editores que ven el mercado como una oportunidad global.

Leave your comment